Comparte
10 de Octubre de 2022 Actualidad

Rolex: conoce la historia de la marca de relojes más famosa

Hitos importantes de los relojes Rolex

Tanto dentro como fuera del mundo de la relojería, la palabra Rolex resuena como un símbolo de alto poder adquisitivo y lujo. Quien porta un Rolex se convierte en todo un referente de buen gusto, logrando así llevarse la atención de todos en los eventos sociales y demostrando su nivel de estatus. Los relojes de la marca Rolex sin duda alguna son conocidos en todo el mundo, no solo por su alto valor, sino también por la historia de perfeccionismo que la antecede y que la llevaron a convertirse en una de las casas relojeras más distinguidas en términos de elegancia, sofisticación y calidad. 


En la Oficina del tiempo nos encanta traerte las mejores novedades de la industria relojera, pero también nos apasiona contarte la historia que hay detrás de las principales marcas de lujo en relojes. En esta ocasión te traemos la historia de Rolex, una marca suiza que hizo su nombre a pulso y que hoy cotiza en las principales joyerías presentes en las capitales más importantes del mundo. ¡Conoce todos los detalles de la casa Rolex, hablemos de relojes!

 

Historia de Rolex: Relojería de lujo

 

La historia de Rolex se remonta al año de 1905, época en la que el relojero y empresario alemán Hans Wilsdorf decido juntarse con su cuñado Alfred Davis para crear la sociedad Wilsdorf & Davis que con los años se convertiría en la prestigiosa marca Rolex Watch Company. Aunque como lo cuenta Wildsdorf en sus memorias, aquellos años no eran los más idóneos para la innovación debido a que había una notable desconfianza en los relojes de pulsera, ya que estos no se consideraban tan precisos como los clásicos relojes de bolsillo que habían marcado la tendencia del tiempo. Sin embargo, la persistencia y el anhelo de la precisión llevó a que la sociedad Wilsdorf & Davis obtuviera su primer Certificado Cronométrico Oficial Suizo en 1910 por parte de la Official Watch Rating Centre, una entidad que se dedicaba a oficializar y controlar las piezas que eran creadas en el más alto eslabón del mundo de la relojería. 

 

Para el año de 1914, y tras una corta, pero laboriosa historia de trabajo, Rolex se convierte en toda una marca y un símbolo de calidad cuando adquiere un segundo certificado por parte del Observatorio de Kew de Gran Bretaña, en la que se le otorga a los relojes de pulsera la clasificación A en precisión, todo un hito que hasta entonces solo era recibido por los cronómetros marítimos empleados en la navegación.


Con ansias de seguir expandiendo la marca, y con la necesidad de reducir algunos costos de productos de alto valor que hasta entonces eran adquiridos e importados desde Suiza a Gran Bretaña, Rolex se traslada a Ginebra en 1919 y se establece allí de manera permanente hasta el sol de hoy. Años más tarde, en 1926, Rolex vuelve a dar de que hablar debido a que lanza al mercado el primer reloj de mano totalmente hermético bautizado como Oyster, una pieza única de la más alta ingeniería que era capaz de sobrevivir a cualquier contexto sin perder nunca su brillo ni elegancia.

 

(Imagen tomada de Oriental Watch Company)

 

Hitos importantes de los relojes Rolex

 

Gracias al lanzamiento del Oyster, Rolex comienza una carrera de hitos en el rumbo de la relojería que lo llevarían a convertirse en el gigante comercial que es hoy. La primera vez que un reloj de muñeca Oyster de la marca Rolex se puso a prueba fue en 1927, año en el que la nadadora inglesa Mercedes Gleitze cruzaría el canal de la Mancha con una de las piezas de lujo de esta marca relojera. La travesía en aguas inhóspitas duraría aproximadamente 10 horas, luego de las cuales se comprobaría que el reloj Oyster era tan hermético como lo aseguraban sus creadores y, por lo tanto, era de fiar. 

 

Alcanzar la perfección por medio de la precisión siempre fue uno de los principales objetivos de la marca relojera, por eso en los años posteriores no dejaron de trabajar en la innovación de su ya conocido reloj Oyster hasta que en 1931 patentan el primer mecanismo automático del mundo conocido como el rotor Perpetual que sería incluido en todos los relojes que fabricarían prestigiosas casas relojeras que aún no habían desarrollado una tecnología equiparable. Durante los siguientes años, Rolex seguiría trabajando junto a su equipo de ingenieros relojeros en piezas con cuarzo, en 1968 se juntaría con otros fabricantes de relojes suizos para desarrollar el movimiento Beta 21 de cuarzo que fue empleado en el Rolex Quartz Date 5100.

 

(Imagen tomada de Collector Square)

 

Aunque las piezas de relojería Rolex son altamente conocidas, esta casa relojera trabaja para crear piezas únicas que puedan distinguir a su portador, por eso cada uno de los relojes que se han producido desde 1926 cuenta con un número de serie que garantiza la exclusividad del producto. La lista de personalidades que han portado un Rolex en su muñeca es tan extensa como exclusiva, por lo que sería necesario contar una historia por cada reloj que ha marcado una tendencia dentro de la historia de la medición del tiempo. 

 

Como lo habrás podido notar, las ansias de un hombre que buscó en su trabajo la perfección lo llevó a crear piezas de relojería únicas que hoy en día siguen siendo tan confiables como invaluables para todos aquellos que tienen el placer de portar uno. Esperamos que esta emocionante historia de la casa Rolex te haya resultado tan apasionante como a nosotros, no olvides que en nuestro blog de relojes la Oficina del tiempo encontrarás todo sobre relojes para que siempre estés al día con las más importantes tendencias. 

 

Entérate de la distinguida historia de una de las casas relojeras más perfectas y precisas que se han dado lugar en el mercado desde 1914. La persistencia de sus creadores y sus exclusivos productos han catalogado a Rolex como una de las mejores marcas a nivel mundial.